Páginas

domingo, 6 de marzo de 2011

Mi cuerpo tembló...


Mi cuerpo tembló bajo su toque. Me sentía totalmente asqueada. Deseaba que la enorme enorme habitacion me absorbiera y desaparecer. Trate de moverme, pero las cuerdas que sujetan mis muñecas me lo impidieron. Una lágrima llena de dolor recorría mi rostro.
Quería escapar de este lugar. Quería alejarme de él.
-Que tiene mi pequeña?- pregunto esa voz aterciopelada, que en algún momento me pareció la más atrayente que había oído en mi vida.
Cerré mis ojos fuertemente. No quería verlo, sabía que si lo hacia todo lo sucedido se proyectaría en mi mente.
-Por favor déjame ir – le pedí.
- No puedo. Ahora soy parte de ti y no quiero irme, mi dulce pequeña. Siempre te acompañare. Siempre- su voz poco a poco se desvanecía al igual que mi mente… sumiéndome en una total oscuridad.
-Lo se- susurre débilmente.

2 comentarios:

Lighling dijo...

hola mi Mar!!! gracias x pasar!! eres un cielo!! me han gustado muxo los relatos k tienes puestos!!! mi cuerpo temblo... es lo mejor!!! un abrazo y mil gracias x todo!!

KaRoL ScAnDiu dijo...

MAdre mía... eso me recuerda tanto a mi prota, Jane... que dolor y que pena más grande, cuando te arrebatan todo lo que tienes de más importate: el alma...

Kisses querida, y feliz semana:D